Gotas de lluvia que inundan la ciudad. Oxígeno que me llega a través del humo del cigarro. Manos calientes, aroma a café, labios secos. Aquella melodía que no para de sonar y siento muy lejos. Mi mirada en tus ojos dormidos. Viento que golpea el cristal, y mi perro no deja de ladrar. Velas encendidas y ese olor a vainilla. Tacto suave, páginas viejas que se rompen como susurros, esos que hielan la piel. Silencios agradables, repetitivos, confusos, afligidos. Mar de estrellas, a veces fugaces, como los amores eternos. Versos inacabados en dedos inexpresivos. Las mejillas rosadas mi color favorito, como el verde, a mi lado. Y supongo que todo esto es lo que me hace ser.

Seguidores

lunes, 3 de noviembre de 2014

Te cambio un sí por ese "ya no puedo".


¿Por qué lo ves tan difícil? ¿Por qué no sigues intentándolo? No todo es tan fácil al principio. Las cosas a veces, cuestan, pero luego cuando lo logras es todo tan bonito… Cuando luchas por algo, y lo consigues, eso no tiene precio. Por eso te digo, que no desfallezcas ahora cuando todo acaba de comenzar. Como yo siempre digo “Si las cosas pueden salir bien, saldrán bien”. Así son las cosas en esta vida que nos ha tocado. Y aunque falles, y caigas, tranquilo, tienes la conciencia tranquila por haberlo intentado. Así que ahora ve a por lo que quieres, no te quedes quieto viendo como lo que más quieres se va. Y si cuesta trabajo, es que es bueno. 
Si el camino es difícil es porque vas en la dirección correcta.

No hay comentarios: