Gotas de lluvia que inundan la ciudad. Oxígeno que me llega a través del humo del cigarro. Manos calientes, aroma a café, labios secos. Aquella melodía que no para de sonar y siento muy lejos. Mi mirada en tus ojos dormidos. Viento que golpea el cristal, y mi perro no deja de ladrar. Velas encendidas y ese olor a vainilla. Tacto suave, páginas viejas que se rompen como susurros, esos que hielan la piel. Silencios agradables, repetitivos, confusos, afligidos. Mar de estrellas, a veces fugaces, como los amores eternos. Versos inacabados en dedos inexpresivos. Las mejillas rosadas mi color favorito, como el verde, a mi lado. Y supongo que todo esto es lo que me hace ser.

Seguidores

lunes, 18 de noviembre de 2013

Marcar la linea y cruzarla.


¿Y que? Que más da si fue ayer o antes de ayer, si no sabes en que día vives ni en que semana estamos. ¿Y que? ¿Que mas da mi edad o lo que aparento? Me quedaré sola cuando no tenga en quien pensar, creeré en los malos presagios cuando no nos lo tomemos como un simple juego. ¿Y si fuese eso? ¿Pues genial, no? ¿Y si cada cosa que vives marca una parte de tu futuro? Si, es posible que sea una bobada, un pensamiento de una niña que nunca tuvo nada mejor que hacer, pero ¿Y si así es? Y si cada cosa nueva que vives es por una razón y todo eso te lleva a ser quien eres. Piensa por un segundo en cada trauma superado que tienes, en cada miedo que no has afrontado y en las noches en vela que tienen tus ojeras. Da miedo pensar que lo que estoy haciendo ahora tiene importancia, pero ¿Y que mas da? Para bien, o para mal, me da igual. Solo sé que de palos yo aprendo y que el tiempo lo cura todo. He dejado de mirar a la gente para ver a las personas. He comprendido que es mejor no esperar nada, si no dejar que pase, y disfrutar mientras tanto. Que lo importante es los que están, no los que se han ido. Las personas que están ahí día a día, sacándote una sonrisa. Quién nunca te ha fallado y de quién estas segura que jamás lo haría. Compartir millones de momentos y que todos ellos sean felices, eso no tiene precio. Yo simplemente miro al futuro y lo que tenga que venir que venga.

No hay comentarios: