Gotas de lluvia que inundan la ciudad. Oxígeno que me llega a través del humo del cigarro. Manos calientes, aroma a café, labios secos. Aquella melodía que no para de sonar y siento muy lejos. Mi mirada en tus ojos dormidos. Viento que golpea el cristal, y mi perro no deja de ladrar. Velas encendidas y ese olor a vainilla. Tacto suave, páginas viejas que se rompen como susurros, esos que hielan la piel. Silencios agradables, repetitivos, confusos, afligidos. Mar de estrellas, a veces fugaces, como los amores eternos. Versos inacabados en dedos inexpresivos. Las mejillas rosadas mi color favorito, como el verde, a mi lado. Y supongo que todo esto es lo que me hace ser.

Seguidores

martes, 5 de noviembre de 2013

En este loco mundo de oportunidades solo tengo unas pocas.


No puede aparecer el arco iris si antes no ha llovido. No se puede levantar si uno no se ha caído  No podrás sorprenderte si nunca te has decepcionado. No has podido amar sin haber odiado. No se puede perdonar si uno no ha olvidado. No te puedes alegrar si antes no has llorado. A veces uno no se da cuenta de que está en su mejor momento y lo deja ir. A veces llegan malos tiempos y la gente siempre se olvida que después de la bajada viene la subida, que después del llanto viene la risa. Así que recuerda:

"Conserva lo que tienes, olvida lo que te 

duele, valora lo que posees, perdona a los 

que te hieren y disfruta a los que te aman."

No hay comentarios: