Gotas de lluvia que inundan la ciudad. Oxígeno que me llega a través del humo del cigarro. Manos calientes, aroma a café, labios secos. Aquella melodía que no para de sonar y siento muy lejos. Mi mirada en tus ojos dormidos. Viento que golpea el cristal, y mi perro no deja de ladrar. Velas encendidas y ese olor a vainilla. Tacto suave, páginas viejas que se rompen como susurros, esos que hielan la piel. Silencios agradables, repetitivos, confusos, afligidos. Mar de estrellas, a veces fugaces, como los amores eternos. Versos inacabados en dedos inexpresivos. Las mejillas rosadas mi color favorito, como el verde, a mi lado. Y supongo que todo esto es lo que me hace ser.

Seguidores

martes, 5 de febrero de 2013

Me prometes el cielo, pero no vuelas conmigo.


Te pones los cascos, pones una canción,

 subes el volumen al máximo, te tumbas en la 

cama, cierras los ojos, escucha la letra, la 

melodia, te invaden los pensamientos, los 

recuerdos y empiezas a soñar.

2 comentarios:

Ceci García Moyano dijo...

Qué hermosa canción! Me encantó tu blog, es hermoso. Te sigo ;)

Te espero en mi mundo!

Un abrazo

Sara~ dijo...

Muchas gracias por pasarte y comentaaaar! :)
Besoos!
Me paso por el tuyo