Gotas de lluvia que inundan la ciudad. Oxígeno que me llega a través del humo del cigarro. Manos calientes, aroma a café, labios secos. Aquella melodía que no para de sonar y siento muy lejos. Mi mirada en tus ojos dormidos. Viento que golpea el cristal, y mi perro no deja de ladrar. Velas encendidas y ese olor a vainilla. Tacto suave, páginas viejas que se rompen como susurros, esos que hielan la piel. Silencios agradables, repetitivos, confusos, afligidos. Mar de estrellas, a veces fugaces, como los amores eternos. Versos inacabados en dedos inexpresivos. Las mejillas rosadas mi color favorito, como el verde, a mi lado. Y supongo que todo esto es lo que me hace ser.

Seguidores

sábado, 8 de diciembre de 2012

. No soy ella y tampoco lo seré.


Sé que no soy lo que buscas. No tengo unos ojos preciosos ni un cuerpo perfecto. Tampoco pretendo ser la chica perfecta, solo soy una más del montón, aunque tampoco esperes conocer a nadie como yo. Soy el tipo de personas que cambian de humor cuarenta veces al día, que no paro quieta, que ahora me ves aquí y al minuto allí. Soy de las que el domingo se pasa todo el día en pijama y de las que se conforman con una simple colonia de vainilla teniendo perfumes mejores. No sé vivir sin reloj, aunque luego siempre llego veinte minutos tarde. Los sábados para mí son sagrados y los amigos también. Soy la típica que pone la música alta y la que le vuelve loca el chocolate. Que me encantan los tacones pero después no puedo estar ni dos horas con ellos. Hablo demasiado y me enfado muy deprisa, aunque se me pase muy rápido. Canto en la ducha y me ilusiono con nada. Adoro el verano y los días de playa. Me encantan los amaneceres, atardeceres y las noches de luna llena. Me encanta viajar y amo París en navidad. Soy impredecible, vivirás sin saber lo que te espera conmigo. Con el tiempo te darás cuenta, de que soy algo caprichosa y un poco coqueta también, para qué negarlo. Soy la persona más loca del mundo y siempre estoy riéndome. Tengo un montón de ropa en el armario y luego no sé que ponerme. Me encanta hacer planes de futuro y siempre recuerdo el pasado. Cuando lloro me abrazo a mi oso de peluche y no puedo dormir sin música.
Cambio de opinión sesenta veces, pero cuando quiero, quiero de verdad. Te querré locamente y cuando te abrace lo haré tan fuerte que te quedarás sin respiración. Escribiré tu nombre en la arena todos los veranos y cuando te mire a los ojos sentirás como un montón de mariposas quieren salir de tu cuerpo. Te cogeré de la mano y no querré soltarte nunca. Un beso mio te sabrá mejor que un pastel. Seré tu último pensamiento cada noche y el primero cada mañana. Te escribiré mensajes de buenas noches y cada vez que te eche de menos. Te prometo que las únicas discusiones que tendrás conmigo sean por qué ver ese día en la tele. Te dedicaré mil canciones y estaré contigo en tus días grises y cuando ni tu mismo te soportes, te alegraré  con la cosa más tonta del mundo. Se me escapará tu nombre en cualquier conversación y esperaré cada minuto a que te conectes. Me da igual ser pequeña si soy "tu pequeña". Yo te querré a lo grande. Mi única preocupación será por verte feliz y que cada momento, cada instante de tu vida, tenga algo por lo que merezca la pena que sonrias. Y te prometo intentar que así sea.







No hay comentarios: