Gotas de lluvia que inundan la ciudad. Oxígeno que me llega a través del humo del cigarro. Manos calientes, aroma a café, labios secos. Aquella melodía que no para de sonar y siento muy lejos. Mi mirada en tus ojos dormidos. Viento que golpea el cristal, y mi perro no deja de ladrar. Velas encendidas y ese olor a vainilla. Tacto suave, páginas viejas que se rompen como susurros, esos que hielan la piel. Silencios agradables, repetitivos, confusos, afligidos. Mar de estrellas, a veces fugaces, como los amores eternos. Versos inacabados en dedos inexpresivos. Las mejillas rosadas mi color favorito, como el verde, a mi lado. Y supongo que todo esto es lo que me hace ser.

Seguidores

sábado, 8 de diciembre de 2012

Corre corazón, de los dos tu siempre fuiste el mas veloz.



Hola, querido alguien, ¿te acuerdas de mi? Soy esa persona que tu indiferencia fue alejando. La que le duele la mente de tanto imaginarte aquí. La que cada día, se pregunta si en algún instante, por pequeño que fuese has sonreído al recordarme. Quizás ya sea demasiado tarde para decirte esto, pero quería decírtelo porque mi corazón no puede más. Ha sido demasiado tiempo sin ti, demasiados suspiros vacíos, demasiadas canciones sin letra. Solo quiero que me digas si merece la pena seguir así. Si me sigo comportando como una idiota mientras tu vives por ahí sin mi. Yo te puedo olvidar y no perder nada pero, tú piensatelo, no sabes lo que puedes perder.

No hay comentarios: