Gotas de lluvia que inundan la ciudad. Oxígeno que me llega a través del humo del cigarro. Manos calientes, aroma a café, labios secos. Aquella melodía que no para de sonar y siento muy lejos. Mi mirada en tus ojos dormidos. Viento que golpea el cristal, y mi perro no deja de ladrar. Velas encendidas y ese olor a vainilla. Tacto suave, páginas viejas que se rompen como susurros, esos que hielan la piel. Silencios agradables, repetitivos, confusos, afligidos. Mar de estrellas, a veces fugaces, como los amores eternos. Versos inacabados en dedos inexpresivos. Las mejillas rosadas mi color favorito, como el verde, a mi lado. Y supongo que todo esto es lo que me hace ser.

Seguidores

miércoles, 5 de octubre de 2011

Un brindis por ti

Brindo por aquellas personas que dijeron "amigos para siempre" y siempre
se quedó en nada.
Brindo por personas que me regalaron una sonrisa antes de hacerme llorar.
Brindo por aquellos que sacan lo malo de mi a mis espaldas.
Brindo también por aquellas mentiras que me creí y que me hicieron ilusiones.
Y por último, brindo por lo que fingen preocuparse por mí y ocultan sus ganas de verme caer.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Yo también brindoo!!
Di que sii!!
Un beso!