Gotas de lluvia que inundan la ciudad. Oxígeno que me llega a través del humo del cigarro. Manos calientes, aroma a café, labios secos. Aquella melodía que no para de sonar y siento muy lejos. Mi mirada en tus ojos dormidos. Viento que golpea el cristal, y mi perro no deja de ladrar. Velas encendidas y ese olor a vainilla. Tacto suave, páginas viejas que se rompen como susurros, esos que hielan la piel. Silencios agradables, repetitivos, confusos, afligidos. Mar de estrellas, a veces fugaces, como los amores eternos. Versos inacabados en dedos inexpresivos. Las mejillas rosadas mi color favorito, como el verde, a mi lado. Y supongo que todo esto es lo que me hace ser.

Seguidores

domingo, 26 de octubre de 2014

"Estate al tanto y al tonto, que las apariencias engañan"

 


Un aplauso para todos aquellos que se pasan la vida fingiendo algo que no son, para los que juzgan sin conocer y para los que hablan sin saber. Una medalla para los que se creen superiores a los demás y sólo se superan en imbecilidad. Un trofeo para los que juraron que iban a cambiar y cambiaron, pero a peor. Una copa de oro para los que se creen el centro del universo y no son nada.. Una alfombra roja para los que se ríen de los defectos físicos ajenos y dejan al aire sus defectos mentales. Aplausos también para los que prometen mucho pero cumplen poco, para los que hablan sin sentir, y para todos aquellos que súper aman a su novio/a y no duran ni dos semanas. Una gran ovación para aquellos que hablan mal de sus “amigos” a sus espaldas, para los que mienten y para los que traicionan. Un aplauso para todos ellos, pero en la cara, y con efusividad.  

No hay comentarios: