Gotas de lluvia que inundan la ciudad. Oxígeno que me llega a través del humo del cigarro. Manos calientes, aroma a café, labios secos. Aquella melodía que no para de sonar y siento muy lejos. Mi mirada en tus ojos dormidos. Viento que golpea el cristal, y mi perro no deja de ladrar. Velas encendidas y ese olor a vainilla. Tacto suave, páginas viejas que se rompen como susurros, esos que hielan la piel. Silencios agradables, repetitivos, confusos, afligidos. Mar de estrellas, a veces fugaces, como los amores eternos. Versos inacabados en dedos inexpresivos. Las mejillas rosadas mi color favorito, como el verde, a mi lado. Y supongo que todo esto es lo que me hace ser.

Seguidores

jueves, 25 de abril de 2013

Me fui a ser feliz. No sé cuando volveré.


Esta idea tan absurda que tengo de imaginarme contigo en todas partes. Perdona si resulto molesta, pero no puedo evitarlo. Me gusta complicarme la vida al máximo, rayarme a niveles infinitos, morir cuando no estas a mi lado... Soy la persona mas loca (por ti) que conoces, y me gusta serlo. Admito que que estoy jugando con las cartas mas malas de la baraja y que la cago hasta el fondo. Pero nadie es perfecto y yo me incluyo, te pienso, te sueño... todo lo que sea hacer el capullo. Pero por lo menos pienso lo que digo y digo lo que pienso. Y si esto lo estoy diciendo sin pensar,

es porque quema el pensamiento de tenerte siempre en la cabeza.

No hay comentarios: