Gotas de lluvia que inundan la ciudad. Oxígeno que me llega a través del humo del cigarro. Manos calientes, aroma a café, labios secos. Aquella melodía que no para de sonar y siento muy lejos. Mi mirada en tus ojos dormidos. Viento que golpea el cristal, y mi perro no deja de ladrar. Velas encendidas y ese olor a vainilla. Tacto suave, páginas viejas que se rompen como susurros, esos que hielan la piel. Silencios agradables, repetitivos, confusos, afligidos. Mar de estrellas, a veces fugaces, como los amores eternos. Versos inacabados en dedos inexpresivos. Las mejillas rosadas mi color favorito, como el verde, a mi lado. Y supongo que todo esto es lo que me hace ser.

Seguidores

domingo, 9 de junio de 2013

¿Entro o salgo?


-¿Cómo sabes si esa persona realmente te quiere?
-Supongo que cuando miras a esa persona a los ojos lo sabes.        
-Las tías sois muy raras. Nosotros no podemos saber eso a simple vista.

-¿Que no?  Sonríele cuando la veas, dile lo guapa que esta, habla con ella, cuando tenga frio dale tu sudadera, hazle reír, acaríciale el pelo,  acércate a ella, siéntate a su lado, preocúpate por ella, dile cosas bonitas y cuando hagas eso mírala fijamente a los ojos. Porque como dicen una mirada vale más que mil palabras y las tías solemos decir mucho con eso.

3 comentarios:

Ceci García Moyano dijo...

Es tan cierto! Los ojos dicen tanto más que las palabras... me encanta que me miren a los ojos y me digan todo con la mirada.
Me gustó mucho tu entrada, y tu blog me encanta! Es muy fresco :)
Te espero en Siempre amé tu locura, y te invito a conocer mi nuevo blog sobre música, Comfort y música para volar .
Un abrazo, nos leemos!

Claudiettha J.V. dijo...

Me encantó el dialogo... Es genial :D

Sara~ dijo...

:) Gracias a las dos por los comentarios! Me alegro de que os guste. Claro que nos leemos! Un besoo!