Gotas de lluvia que inundan la ciudad. Oxígeno que me llega a través del humo del cigarro. Manos calientes, aroma a café, labios secos. Aquella melodía que no para de sonar y siento muy lejos. Mi mirada en tus ojos dormidos. Viento que golpea el cristal, y mi perro no deja de ladrar. Velas encendidas y ese olor a vainilla. Tacto suave, páginas viejas que se rompen como susurros, esos que hielan la piel. Silencios agradables, repetitivos, confusos, afligidos. Mar de estrellas, a veces fugaces, como los amores eternos. Versos inacabados en dedos inexpresivos. Las mejillas rosadas mi color favorito, como el verde, a mi lado. Y supongo que todo esto es lo que me hace ser.

Seguidores

lunes, 7 de enero de 2013

Porque todo cambiara


Ella se asoma a la ventana y como cada noche, vuelve a pensar en él. Tiene muchas ganas de hablarle pero no quiere ser pesada, le gustaría saber que está haciendo, que ha hecho y que hará. Coge el movil y abre el whatsapp, vuelve a leer la última conversación con él, sonríe al darse cuenta de que está en linea pero su sonrisa desaparece al ver que no le ha hablado, "estará hablando con otra seguro, o mirando otra conversación". Entonces se da cuenta de que mientras ella está pensando en él, él está pensando en otra.
Él se acuesta y como cada noche, vuelve a pensar en ella. Tiene muchas ganas de verla pero le da vergüenza quedar con ella. Le gustaría saber como está hoy, aunque ella siempre está guapísima. Coge el movil y abre el whatsapp, sonríe al ver que tiene un mensaje, pero su sonrisa desaparece al ver que no es de ella. Pica en su foto y ve que está en linea "vaya, no le ha hablado, estará hablando con otro". Entonces se da cuenta de que mientras él está pensando en ella, ella está pensando en otro.
Lo que ninguno de los dos sabe es que están perdidamente enamorados el uno del otro y sufren en silencio, sin saber nada.

No hay comentarios: