Gotas de lluvia que inundan la ciudad. Oxígeno que me llega a través del humo del cigarro. Manos calientes, aroma a café, labios secos. Aquella melodía que no para de sonar y siento muy lejos. Mi mirada en tus ojos dormidos. Viento que golpea el cristal, y mi perro no deja de ladrar. Velas encendidas y ese olor a vainilla. Tacto suave, páginas viejas que se rompen como susurros, esos que hielan la piel. Silencios agradables, repetitivos, confusos, afligidos. Mar de estrellas, a veces fugaces, como los amores eternos. Versos inacabados en dedos inexpresivos. Las mejillas rosadas mi color favorito, como el verde, a mi lado. Y supongo que todo esto es lo que me hace ser.

Seguidores

martes, 25 de diciembre de 2012

Nunca es tarde love. Feliz Navidad.


-¿Me quieres? Respóndeme con sinceridad por favor.
-No, responde tú con sinceridad. ¿Lo dudas?
-Pues no tengo ni idea de si lo dudo. Con la cantidad de chicas que hay y la mayoría mas guapas y más inteligentes que yo...
-No, creo que desde este momento ya no te quiero.
-¿Que?
-A ver, no es que no te quiera, es que no me veo en un futuro contigo.
-¡Anda! Eso es nuevo.
-No, lo que pasa es que a mi me gustan las mujeres que se miran al espejo y veo que tú no lo haces muy a menudo.
-¡Tonto!
-¡Guapa!
-Subnormal.
-Princesa.
-Capullo.
-Preciosa.
-Gilipollas.
-Si, ahora hablando en serio... Creo que gilipollas si que soy.
-¿Por?
-Porque llevo enamorado de ti desde el momento que pasamos más de quince minutos juntos y todavía no te he dicho lo importante que eres para mi.
-Bueno, nunca es tarde para que un tonto, subnormal, capullo y gilipollas de mierda del que estas perdidamente enamorada te diga que te quiere.

No hay comentarios: