Gotas de lluvia que inundan la ciudad. Oxígeno que me llega a través del humo del cigarro. Manos calientes, aroma a café, labios secos. Aquella melodía que no para de sonar y siento muy lejos. Mi mirada en tus ojos dormidos. Viento que golpea el cristal, y mi perro no deja de ladrar. Velas encendidas y ese olor a vainilla. Tacto suave, páginas viejas que se rompen como susurros, esos que hielan la piel. Silencios agradables, repetitivos, confusos, afligidos. Mar de estrellas, a veces fugaces, como los amores eternos. Versos inacabados en dedos inexpresivos. Las mejillas rosadas mi color favorito, como el verde, a mi lado. Y supongo que todo esto es lo que me hace ser.

Seguidores

martes, 20 de noviembre de 2012

Llorar no significa ser débil, significa que tus sentimientos son verdaderos.


No soy idiota, sé lo que pasa. Aunque me veas ciega o en otro mundo y pienses que no me entero de nada, aunque pienses que solo vivo de ilusiones y sueños, te equivocas. Soy la típica que cada noche llora y llena la almohada de lágrimas, lágrimas provocadas por esos sueños e ilusiones que piensas que tengo y que al final quedan en eso. Pensamientos que giran en torno a él, que no puedo evitar, que vuelven sin ser llamados. No quiero sufrir, pero tampoco quiero olvidarlo. ¿Y piensas que eres el único que sufre por amor? 
Yo intento disimularlo, aunque a veces no se me dé bien, aunque acabe en mi casa rabiosa y furiosa por todo. Me duele, mucho, por eso lloro por las noches al recordar todo, solo intento vaciar mi corazón de esos sueños y pensamientos que hacen que no pueda sonreir, pensamientos que antes me hacían la más feliz. Pero he madurado, me he dado cuenta de que una persona cuando te ignora es porque quiere hacerte sentir mal, está dejando de quererte, o simplemente no le importas. Y yo no puedo estar las veinticuatro horas del día llorando. Necesito vivir sin preocuparme, sin amargarme, sin sufrir.
Quiero ser feliz, quiero enamorarme locamente de alguien que se enamore locamente de mi, quiero dejar de llorar por cosas que no pueden ser, quiero dejar atrás esas ilusiones que tanto daño me hacen ahora, quiero dormirme con una sonrisa en mi cara.
Ahora estoy mal, pero mas adelante me reiré por todo. Tú, podrías hacer lo mismo.


No hay comentarios: