Gotas de lluvia que inundan la ciudad. Oxígeno que me llega a través del humo del cigarro. Manos calientes, aroma a café, labios secos. Aquella melodía que no para de sonar y siento muy lejos. Mi mirada en tus ojos dormidos. Viento que golpea el cristal, y mi perro no deja de ladrar. Velas encendidas y ese olor a vainilla. Tacto suave, páginas viejas que se rompen como susurros, esos que hielan la piel. Silencios agradables, repetitivos, confusos, afligidos. Mar de estrellas, a veces fugaces, como los amores eternos. Versos inacabados en dedos inexpresivos. Las mejillas rosadas mi color favorito, como el verde, a mi lado. Y supongo que todo esto es lo que me hace ser.

Seguidores

miércoles, 14 de marzo de 2012

Querida voz de mi mente:


Lo siento, no sé que hacer, hago todo lo que puedo pero nada va a más de la realidad. Noto como me voy yendo lejos y eso no es ninguna solución. Veo como los seres de mi alrededor se derrumban e intentan ayudar pero no se sabe como. 
Querida voz de mi mente; deja que suelte todas mis preocupaciones, todos esos miedos que tengo a perder algo, algo, que si lo pierdo será por hacer bien.
Así que, deja de meterme ideas en mi cabeza, voy a volver más fuerte que nunca, y lo haré, por tí y por todos los que están a mi alrededor. 

Pdt: Teneis el blog un poco abandonado (comentarios, reacciones, etc) además la gente ya no se une... Me estoy planteando dejarlo.

No hay comentarios: